“Mucha gente no es consciente de hasta qué punto los relatos influyen en nuestro comportamiento e, incluso, conforman nuestra cultura. Piensa en cómo los relatos de la Biblia transmiten los principios fundamentales de la religión y las normas de comportamiento. Piensa en cómo las fábulas y las parábolas moldearon tus valores. Piensa en cómo los relatos de tu legado nacional, cultural o familiar conformaron tus actitudes en relación contigo mismo y con los demás. Los relatos influyen especialmente en el modo en que nuestros hijos piensan y se comportan, porque les gusta escucharlos y leerlos una y otra vez. Esta repetición, combinada con su imaginación y con el inestimable poder de tu presencia, hacen de los relatos una de las mejores herramientas para dar forma a su pensamiento.”

Lawrence Shapiro (1998) How to Raise a Child With a High EQ: A Parents’ Guide to Emotional Intelligence. New York: HarperCollins, p. 90
Lawrence Shapiro

“Existe un pensamiento en imágenes primordiales, en símbolos, que es más antiguo que el hombre histórico, que es innato en él desde los tiempos más primitivos, que perdura eternamente, más allá de todas las generaciones, y que sigue constituyendo la base de la psique humana. Y sólo podemos vivir plenamente la vida si estamos en armonía con estos símbolos.”

Carl G. Jung (1933), en su obra Modern Man in Search of a Soul
Carl G. Jung

“Te voy a decir algo acerca de los relatos,” dijo. “Los relatos no son sólo para entretener. No te engañes. Los relatos son todo cuanto tenemos. Todo cuanto tenemos para combatir la enfermedad y la muerte. Si no tienes relatos, no tienes nada.”

Leslie Marmon Silko (1977), Escritora Laguna Pueblo. Ceremony. New York: Viking Press, p. 2
Leslie Marmon Silko

“Una cosa que podemos aprender de los pueblos preindustriales es el poder de la narración de historias. Me sorprende lo importante que la narración de historias es en los pueblos tribales, pues conforma la base de sus sistemas educativos. Los pueblos celtas … insistían en que sólo los poetas podían ser maestros. ¿Por qué? Yo creo que es porque el conocimiento que no pasa a través del corázón es peligroso; carece de sabiduría; puede ser un viaje de poder y acabar con la vida de los alumnos. ¿Qué pasaría si en los sistemas educativos se insistiera en que los maestros fueran poetas, narradores de historias y artistas? ¿Qué transformaciones habría en la sociedad?.”

Matthew Fox (1994), filósofo del movimiento ecoteológico
Matthew Fox